Ácido hialurónico

¿En qué zonas se puede aplicar?

Dependiendo de los efectos que se quieran conseguir, podremos aplicar el ácido hialurónico en diversas zonas de la cara. Eliminar lo que se refiere a la parte superior del rostro. El ácido hialurónico no se utiliza en las arrugas horizontales, ya que el producto se desplaza por efecto de la gravedad, creando un efecto antiestético.

Zonas

Arrugas periorbitarias.

Surcos nasogenianos.

Arrugas de la mejilla.

Arrugas de la sonrisa.

Arrugas en «Boca de Marioneta».

Comisuras labiales más risueñas.

Borde del bermellón (borde labial).

Ácido hialurónico

El tratamiento con ácido hialurónico facial es un relleno inyectable que se utiliza para eliminar de manera eficaz arrugas y líneas de expresión, que proporciona a su vez elasticidad y dota al rostro de un volumen natural.

¿Qué consigue el tratamiento con ácido hialurónico?

Permite remodelar formas y contornos del rostro y labios, otorgar volumen en las áreas modificadas por el proceso de envejecimiento; también rellenar surcos y arrugas estáticas, es decir, las arrugas más profundas y visibles con el rostro en reposo. La remodelación facial con sustancias de relleno es una técnica médica que va a regenerar el volumen perdido, elimina arrugas, moldea el contorno facial, reduce surcos y pliegues, aporta volumen y perfilado a los labios. Esta técnica está indicada para rellenar depresiones cutáneas y recrear el volumen perdido por el paso del tiempo, además de hidratar la piel y corregir inesteticismos faciales.

¿Cómo se aplica?

- Antes de comenzar el tratamiento es importante tener la piel limpia y libre de maquillaje.

- Aplicamos crema anestésica dejando actuar unos 20-30 minutos. Algunos productos de relleno llevan incorporada anestesia, siendo más cómoda y rápida su aplicación.

- A continuación, el médico va rellenando las zonas a tratar, pudiéndose ver el resultado en el momento, lo que permite ir modelando la zona a tratar.